Danzando al ritmo de Mozart

El Teatro Real cerró su temporada del año con la compañía Mark Morris Dance Group y sus  Mozart Dances. El espectáculo fue creado por Mark Morris para celebrar el Año Mozart como encargo del Festival New Crowned Hope de Viena, el Barbican Centre de Londres y el Lincoln Center for the Performing Arts de Nueva York , ciudad en la que fue estrenado en 2006. Seis años después llega al escenario del Teatro Real con un claro tono navideño y clásico.

Las tres piezas de Mozart seleccionadas para danzar al estilo Morris son el Concierto para piano y orquesta nº 11 en Fa mayor, K. 413; la Sonata para dos pianos en Re mayor, K. 448 y el Concierto para piano y orquesta nº 27 en Si bemol mayor, K. 595.  Y pese a que el genio Amadeus no es uno de mis compositores imprescidibles, la selección destaca por su tono moderado y contenido, pero sobre todo,  por la excelente interpretación en directo a cargo de la  orquesta Titular del Teatro Real bajo la dirección de Jane Glover y la participación de los pianistas  Emanuel Ax y Yoko Nokazi.

El trabajo de la compañía de Morris merece diferente opinión pese a los bravos y aplausos finales de un aforo escaso de una media de edad elevada. El trabajo que plantea el coreógrafo norteamericano posee una frialdad que raya el cinismo y la burla, alejado del humor que desea plantear. Los bailarines no llegan a emocionar, ni se siente su emoción. Entran y salen del escenario con rutinas que se hacen repetitivas y previsibles, ausentes de contenido y alma. La sensación que te invade durante las casi dos horas de espectáculo es que la música juguetona y jovial de Mozart les ha poseído sin darles opción a la reflexión pausada del contenido.  Mención aparte merece la ejecución de dichas piezas. El territorio indefinido en el que Morris desarrolla su coreografía no deja que los bailarines lleguen a sentirse cómodos ni en la danza ni en el ballet. El resultado es un espectáculo sin definición y sin pasión con una ejecución sin limpieza.

Con una escenografía sobria, bonita sin más y un vestuario con las mismas virtudes, la tarde de danza se convirtió en un precioso concierto con acompañamiento visual.

mozartdances-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • La Trastienda Comunicación Blog

    Cada día es diferente y así intentamos que se refleje en cada uno de nuestro post que puntualmente actualizamos cada jornada. Moda, lifestyle, música, arte y todo aquello que nos hace vibrar en nuestro día a día lo compartimos con todos aquellos que os acercáis a nuestro diario de abordo.

A %d blogueros les gusta esto: